domingo, 30 de julio de 2017

Sarah Kay

Tan pronto la vi caí rendida ante su dulzura, su amor por las flores, los gatos, los perros, los pájaros, los conejos, sus vestidos de invierno y de verano, sus sombreros... sus gustos en su infancia y sus sueños de adolescente... yo creo que todas las niñas que crecimos en las décadas de los 60s y 70s nos identificamos con ella y con su entorno.  Gracias Vivien Kubbos por habernos puesto a soñar en su mágico mundo campestre.

Cuando retomé el amor por las telitas y aprendí a hacer apliques, lo primero que pensé fué hacer a Sarah y tomé su imagen de la niña colocando la carta de navidad en el buzón, aún conservo el molde y se la enseñé a hacer a mis primeras alumnas en la Fundación Saray. Lamentablemente ya no conservo las fotos del proyecto que hice, un pendón!   Y hasta ahora escribiendo estas líneas caigo en cuenta que  mi tiempo en la Fundación lo inicié y lo cerré con Sarah ... vaya las cosas de la vida!  

Pues bien, este es uno de los últimos proyectos que realizamos con las alumnas en la Fundación Saray, estoy hablando de hace casi cinco años atrás, lo encontré hace unos días y pensé bueno y porqué nunca lo mostré si me gusta tanto!  Pues aquí está, es una colchita para la cama de una niña por supuesto y como todas las imágenes de Sarah Kay... me encanta!  

Quisiera hacerlas todas!!✿✿✿







Carmen S.